La rosácea tiene cura

Actualizado el 11/07/2017

Como hemos visto en otras entradas, la rosácea es una enfermedad que afecta la piel facial. Causa el enrojecimiento de la nariz, mejillas, frente y/o barbilla, con un proceso crónico de desarrollo gradual y períodos de exacerbación seguidos por remisión.

Datos proporcionados por la NRS (National Rosacea Society) muestran que el 75% de las personas con rosácea sienten disminución de su autoestima con esta condición y sufren con el impacto ocasionado en sus carreras profesionales.

La enfermedad ocurre más a menudo en las mujeres que en los hombres, especialmente en el rango de los 30 a los 60 años.

la rosácea tiene curaEn un intento de aliviar el problema, la industria cosmética, en los últimos 7 años, aumentó en un 35% los productos para el tratamiento de la rosácea, pero por desgracia, ellos no resuelven la base de la situación.

Muchas personas no son conscientes de las causas de la rosácea, pensando que los factores que la desencadenan aún sean desconocidos. Pero las cosas no son exactamente así.

Hay situaciones que pueden ser la verdadera causa de este mal, como lo sugieren algunas teorías:

1- La primera teoría indica que la rosácea es el resultado de la sensibilidad excesiva de los vasos sanguíneos de la cara.

2- Otra teoría sugiere que el problema es causado por ácaros (Demodex Folliculorum) que viven naturalmente en nuestra piel. El hecho es que las personas con rosácea tienen más ácaros que las que no padecen la afección.

3- Factores genéticos (antecedentes familiares) también se enumeran como posibles causas.

4- La rosácea también puede estar asociada con la baja acidez del estómago, con posterior infección por la bacteria Helicobacter Pylori. Estadísticas muestran que casi 2/3 de los individuos con rosácea están infectados con esta bacteria.

5- El mal funcionamiento del sistema inmunológico también puede ser una de las causas de la enfermedad, según un estudio reciente llevado a cabo en la Universidad de California.

La rosácea tiene cura, pero no con medicamentos

Una parte de la comunidad médica ya asume que la prescripción de antibióticos y cremas puede empeorar la situación.

Lo más correcto es cortar el mal por la raíz, tratando el problema en sus causas de base. ¿Pero cómo hacerlo?

Uno de los principales pasos para el tratamiento de la rosácea es hacer un buen cambio nutricional y tratar de controlar el estrés.

¡Y puedes apostarlo! Son muy raros los pacientes que no mejoran rápidamente con dichos cambios.

Cómo eliminar la rosácea

Así que, es mejor que tomes nota de estos consejos:

1) – Aliméntate según tu tipo metabólico

Consumir los alimentos adecuados para tu tipo metabólico es la mejor defensa contra la rosácea.

A medida que vayas fortaleciendo tu cuerpo con los nutrientes necesarios, tu sistema inmunológico se volverá más apto para hacer su parte.

2) – Prueba tu alergia a los alimentos

Trata de hacer una prueba de alergia a los alimentos, ya que algunos pueden no ser adecuados para tí y esto puede comprometer tu sistema inmunológico, desencadenando el problema.

3) – Evita el azúcar y los granos

Busca normalizar tu sensibilidad a la insulina mediante la reducción de la ingesta de azúcar, pan, pastas, arroz, maíz y papas, lo que mejorará tu salud en general.

4) – Elimina las grasas trans y los alimentos procesados

La mayoría de las personas no sabe que nuestra mayor concentración de ácidos grasos omega 6 se encuentra en la piel.

Así que, si sueles consumir alimentos demasiado procesados, terminarás saturando tu nivel de estos ácidos grasos, lo que predispone al riesgo de tener rosácea e incluso cáncer de piel.

Intenta usar sólo fuentes saludables, tales como semillas o aceites de girasol, sésamo y calabaza, prensados en frío.

5) – Corrige tus niveles de vitamina D

Como el sol puede ser un potenciador de la rosácea, es mejor que prefieras la exposición sólo en los extremos del día para captar la vitamina D que necesitas o que hagas su reposición por medio de suplementos.

6) – Haz ejercicio

Pero ¡cuidado! No vayas a hacerlo al sol, especialmente en los días de mucho calor. Recuerda que el ejercicio estimula el sistema inmunológico.

Ahora que ya sabes cuáles son las posibles causas de la rosácea, te pregunto: ¿es necesario que te sometas al uso de medicamentos para verte libre de este problema?

¡Piénsalo bien! La respuesta es mucho más sencilla de lo que pensabas.

Ha sido todo por hoy y espero que te hayan sido útiles todas estas informaciones sobre si la rosácea tiene cura.

Déjame tus comentarios al final de la página, los leeré.

También te recomiendo que veas:

> Un método natural que me ayudó a eliminar la rosácea

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

2 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *